jueves, 27 de junio de 2013

ENTREVISTA A EDUARDO GARCÍA

señores, señoras entren y lean. Bienvenidos a Santa María de Clemente, pasen y disfruten de lo que acontezca, porque puede que no salgan nunca.


Hola Eduardo he leído tu última novela y he de decir que me quedé enganchado desde el primer párrafo.

Da la sensación de que está basada en un hecho real es así?. Te lo digo porque yo viví el caso de una niña en un pueblo de La Mancha, cuyo nombre no diré, que nació muy pelirroja y fue muy sonado en el pueblo hasta el punto de que le aconsejaron teñir al bebé el pelo para el bautismo...

Pues la verdad es que no, no está basada en ningún hecho real, aunque bueno, creo que un poco de todo lo que escribimos existe o existió ya en algún lado.

Como he dicho por ahí, ésta novela es un homenaje a las teleseries o culebrones de los años setenta.  Creo que es mi novela más inventada en el sentido en que no uso experiencias personales como en las anteriores.

¿Cual es tu principal fuente de inspiración? ¿La realidad, que en la mayoría de los casos supera a la ficción, o todo es fruto de tu imaginación, como diría un mago...?
Me inspiro en la realidad, que, definitivamente, supera la ficción.  Novelo un poco las cosas que vemos en el día a día, noticias que nos espantan o que dejan de hacerlo por llegar a repetirse tanto, y que siempre, nos guste más o menos, están presente en los noticieros o en los cotilleos de las vecinas.


¿Qué les dirías a aquellos que no la han leído para que se interesen y lo hagan?

Mira, la verdad es que estoy muy orgulloso de todas mis novelas, pero de ésta en especial.  Es algo que siempre quise hacer, es la novela que siempre quise escribir.  Esperé paciente hasta que se diera el momento de hacerlo, hasta que la inspiración para esta novela me llegara.  No sé si podría escribir de nuevo algo como esto.  Es, definitivamente, mi novela más fuerte y potente en muchos sentidos. Como escuché a alguien decir acerca de "Las fieras", huele a sudor y a ambición desmedida.  Yo agregaría que también  que huele a traición, a secretos, a oscuridad, a venganza, a sangre.


¿Cuanta obra tienes publicada? Si son varias, nos gustaría, a mí en particular, conocerlas para leerlas, pues después de leer LAS FIERAS me he quedado con ganas de más de ti.
¡Me alegro!  Espero que todo el que la lea quede con la misma sensación que tú.  Ésta es mi quinta novela, las cuatro anteriores son "Feliz cumpleaños, te quiero", "Días felices", "Adagio" y "Este amor que hay que callar".  He participado también en cuatro libros de relatos con diversos autores.


La carga sexual es fuerte. ¿De dónde sale el Padre Alberto realmente?
Jejeje, al Padre Alberto podemos verlo, lamentablemente, en todo lo que escuchamos por ahí (y de lo que no nos enteramos, que estoy seguro de que es aún peor) de casos de pedofilia, manipulación psicológica y abuso de poder.



¿Crees que hay que denunciar abiertamente los abusos de los miembros de la iglesia contra menores?
¡Totalmente!  Eso debe de parar, no podemos quedarnos callados ante tal barbarie.

¿Crees que permanece, de alguna forma aún en día, en pleno siglo XXI, el derecho de pernada?
Pues espero que no.  Pero como hay tantos secretos ocultos por ahí, no me sorprendería saber que aún existen casos.  Si en pleno siglo XXI continúa la homofobia y la trata de blancas, cualquier cosa es posible.

El consentimiento de sexo no deseado para mantener un estatus podría considerarse como prostitución?
En esta vida, de una u otra manera, todos somos prostitutos.

El amor homosexual, ¿sigue siendo tan atrayente para los autores como siempre o con la llegada de las libertades sexuales pierden interés?
En mi caso sigue siendo muy atrayente, porque considero que hay muchísima variedad de temas para hablar dentro del campo de la homosexualidad.  Estoy seguro de que a otros autores le sucede lo mismo.  Puede que con la libertad sexual, ahora se hable menos de salidas de armario, pero la homosexualidad es una realidad y así como la vida sigue, las experiencias también.  Hay miles de historias que contar.

En estas fechas se dice que Madrid es abiertamente una ciudad LGTB. Crees que se están poniendo zancadillas a la celebración del ORGULLO MADRID, o cómo piensa mucha gente, y entre ellos yo, el ORGULLO MADRID, está muriendo víctima de su propio éxito?
Más que víctima de su propio éxito, puede que se vea en peligro de extinción por la mojigatería de algunos sectores conservadores, hipócritas y poco tolerantes.

Para terminar unas cuantas preguntas cortas, más que nada para conocerte un poco mejor.

¿Tu autor preferido?
Mi autor favorito va cambiando con el tiempo, cada vez que me emociono con un autor, me devoro todos sus libros hasta que conozco a otro, y así sucesivamente.  Pero bueno, aparte de eso, todos conocen mi debilidad por Oscar Wilde.

¿Una película?
Ufff, miles de películas.  ¿Tengo realmente que decidirme por una sola?  Bueno, vale, ya que me miras así, te digo dos, "El club de los cinco" y "La boda de Muriel".

¿Una canción con la cual identifiques tu primer amor?
Más que una canción, una cantante, Yolandita Monge.

¿Un color?
El rojo.

¿Una prenda de vestir?
Las zapatillas.

¿Armarios o vestidores?
Vestidores.  Los armarios no deberían de existir.

Muchas gracias.

¡Gracias a ti!

Dresán

martes, 18 de junio de 2013

LÁGRIMAS DE UN ÁNGEL QUE RUMOREA.



Los hombres y mujeres que se hallaban allí, sintieron una gran curiosidad por el ángel, no comprendían bien de dónde procedía tanta belleza. Comenzaron a buscarse unos a otros intentando ver algún parecido con aquel ser tan maravilloso  que les nublaba la razón.

De repente se levantó un murmullo general y como si obedecieran una orden comenzaron a despojarse de sus ropas intentando imitar las poses de Simaí. Cuando quisieron darse cuenta de lo que ocurría a su alrededor vieron que estaban todos completamente desnudos. Hombres y mujeres perdieron el pudor y se miraron unos a otros sin vergüenza de verse sin ropa. Al contemplarse así se desataron las fuerzas de la naturaleza y comenzaron a entregarse unos a otros sin ningún temor. Hombres con mujeres, mujeres con otras hembras, hombres con hombres, jóvenes con mayores, en grupo, en parejas, iniciaron un ritual de entrega y sexo como nunca se había vivido por aquellos lugares.

Así estuvieron durante seis días, entregándose unos a otros sin pudor, cambiando de pareja, mezclándose entre sí libremente. Se sentían tan felices que se olvidaron de beber y de comer, del frío de las noches y del calor ardiente del Estío.

El séptimo día amaneció el cielo muy rojo, con una luz cegadora.

Hombres y mujeres despertaron de su ensueño y se miraron asombrados y avergonzados de verse desnudos y tendidos sobre el manto que habían formado sus ropas. De repente uno gritó aullando como un lobo comenzó a llorar inmediatamente. El resto se tapaba los ojos con las manos y buscaba su ropa tirada por el suelo. El que había gritado comenzó a llorar con abundantes lágrimas que caían sobre sus sonrosadas mejillas. Era un muchacho que al verse desnudo ante tanta gente se asustó.

El resto le imitó y comenzaron todos a llorar, hombres y mujeres, jóvenes y ancianos. Así durante muchos días, hasta que la tierra no pudo absorber tantas lágrimas y comenzó a formarse un charco que iba subiendo de nivel a medida que el llanto crecía y crecía. Cuando las lágrimas comenzaron a llegar hasta el cuello de los allí presentes, el pánico cundió y se peleaban por salir de aquel lago que se estaba formando y que amenazaba con ahogarlos.

A pesar de todo seguían llorando, el líquido que ellos mismos habían derramado formó un lago de lágrimas que aún hoy en día perdura. A él van los desengañados enamorados, a soltar sus lágrimas, para mantener el lugar vivo.

Dicen que un rey español se enamoró también de este lugar y lo convirtió en su zona de recreo preferida y que dicho lago es el que se conoce hoy en día como el LAGO DEL BUEN RETIRO.

El ángel al ser testigo de lo que había hecho, sin quererlo, también lloró y de su lágrima nació una perla escondida en el lecho del lago….

Pero esa es otra historia.


lunes, 17 de junio de 2013

SIMAÍ EL PRIMERO DE LOS CUATRO ÁNGELES QUE RUMOREAN.


Los cuatro ángeles a los que llamaremos a partir de ahora: SIMAÍ, DIVADÍ, GELANI Y JEGORÍ, viajaban hacia la Tierra y se fueron alejando del REINO DEL UNIVERSO. En la misma proporción en la que se alejaban y se acercaban a la Tierra, perdían la memoria y se iban olvidando de la misión que les había sido encomendada.

El UNIVERSO era un lugar maravilloso donde los ángeles jugaban a esconderse tras los astros. Saltaban de uno a otro y volvían hacia atrás con la misma velocidad. Esto les entretuvo más de lo previsto y cuando llegaron a su destino se habían olvidado de quienes eran y el motivo por el que estaban ahí.

Se quedaron asombrados de la belleza que se observaba desde el espacio, un lugar que nunca habían visto.

Como no sabían que hacían allí y no recordaban la misión que les había llevado hasta tan lejos se lanzaron en picado hacia ese lugar que tanto les llamaba la atención.

Desde la Tierra vieron en el cielo una lluvia de meteoritos que parecían acercarse a una gran velocidad.

Cada uno de ellos cayó en un lugar diferente, en cada uno de los llamados cuatro continentes: América, Eurafrasia, Oceanía y Antártida.

Simaí cayó en un lugar muy parecido a un paraíso, repleto de árboles, flores, fuentes que al correr por los arroyos que formaban, emitían un sonido envolvente y cautivador que daba una profunda paz interior, envolviendo los sentidos. El ángel se dejó llevar y reposó sus pies en la tierra ya ahí se quedó mudo y pensativo.

De repente una multitud se arremolinó a su alrededor, se había reposado sobre una ligera colina y podía observar la cara de felicidad de esos seres desconocidos.

Los seres que poblaban ese lugar caminaban sobre dos patas, y estiraban el cuello hacia él como intentando verlo más de cerca. De pronto se dio cuenta que el silencio era tal que podía oir el aire como entraba y salía de los pulmones de tan diminutos seres.


Visto desde la distancia Simaí se distinguía con tal belleza que no era de extrañar tanta veneración….

miércoles, 12 de junio de 2013

NOMBRE PARA UN ÁNGEL


Bien, parece ser que al dios de los cielos no le dio tiempo a poner nombre a los ángeles enviados a la Tierra, por lo tanto hay que ponerles un nombre, ya que no quiero seguir considerándoles un número. Para eso necesito la colaboración de los lectores. Aquí es donde entráis queridos amigos. Tenéis que ayudarme a elegir los cuatro nombres para los cuatro ángeles….


Os pido que me sugiráis los que más apropiados os parezcan….

martes, 11 de junio de 2013

CUANDO LOS ANGELES RUMOREAN II



Los cuatro ángeles tenían tanto miedo de su señor que salieron como alma que lleva el diablo. Por lo tanto no llegaron a oír nada de lo que su dios dijo después.:
        
         -¿Dónde demonios vais? Si no he terminado. Os quería decir que no tendréis sexo hasta que juraseis no hablar de la misión con nadie, pero no me habéis dejado seguir. Vuestro sexo será indefinido por tanto. Os mezclaréis con los humanos como si formarais parte de ellos. Os abstendréis de fornicar ni con hombres bi con mujers, puesto que no tenéis sexo. Si hubierais esperado os habría dado uno, pero…las prisas…ya se sabe…Cada uno de vosotros tiene una misión: 

El número uno:

Con tu belleza deberás cautivar a los varones y las hembras, pero sin sexualidad con ellos, esto puntuará en tu curriculum para ascender a la categoría de arcángel. Recuerda no debes tener sexo ni enamorarte de ningún hombre o mujer y cuando digo sexo, no me refiero sólo a lo que muchos humanos entienden. Bueno si la cosa va muy mal veré la forma de comunicarme con vosotros.

Número dos:

Con el don del movimiento que te he otorgado debes levantar masas que aplaudan tu bien hacer. Cuantos más humanos te admiren más cerca tendrás el puesto de arcángel. Vuelvo a repetir: tienes que abstenerte de sexo con ninguno de ellos y como el número dos, no enamorarte u os quedaréis para siempre en la Tierra.

Numero tres:

Coño me olvidé del número tres, a ver si mi madre va a tener razón en lo de que estoy perdiendo la cordura…bueno pues al tres le doy…ummmm…pues nada este que cante bien, como un ángel.

Número cuatro…..joder….me olvidé también, este era el feo no? O era otro…estoy hecho un lío…le daré…ummmm, lo primero que se me viene a la mente es un camaleón, y esto que querrá significar…ah sí, vale como un camaleón el primer ser que veas serás…

Otra cosa si no cumplís los cuatro la misión ninguno volverá, con lo cual tenéis que formar un equipo y ser los cuatro merecedores del rango de arcángel…HE DICHO.

Los ángeles bajaban tan rápido a la tierra que cambiaron el rumbo de los astros y los planetas, alterando la estabilidad en el cielo, algo que daría lugar a los cambios bruscos de temperatura, abriendo paso a sus enemigos, LOS CICLONES, LAS TEMPESTADES, LOS MAREMOTOS Y LOS TERREMOTOS



viernes, 7 de junio de 2013

CUANDO LOS ÁNGELES RUMOREAN

CUANDO LOS ANGELES RUMOREAN

Un día el dios de los humanos se dio cuenta que tenía abandonado a sus hijos de la tierra. Llevaban tantos años, siglos y milenios, peleando entre ellos, olvidándose de pagar sus tributos al dios celestial, que, este, aburrido,decidió abandonarlos a su suerte.
Todo esto comenzó porque le llegó un mensaje de una mujer, lanzado antes de morir. El mensaje decía: “Dios misericordioso, apiádate de nosotros pecadores. Detén esta lucha absurda y fratricida. Hazlo por mis hijos, yo ya no tengo fuerzas, llevo sin comer ni beber mucho tiempo para poder dar a mis descendientes el poco alimento que tengo. Si no lo haces por mí, hazlo al menos por ellos o por salvar la cantidad de monumentos a tu nombre en sus calles, en sus plazas, en sus avenidas….
Al señor le importaba un comino lo que le pasara a la Tierra y a sus habitantes. Hacía mucho que había perdido toda esperanza de salvarlos, así que no tenía pensado molestarse en arreglar los problemas del mundo….en eso andaba cuando le llegó su madre por detrás y le susurró al oído:
-Hazlo por ti mismo, para que sepan quien manda. Envíales al menos algún mensajero, un trueno que se oiga en todo el universo, o fuego que queme sus cosechas, lluvias torrenciales, catástrofes, tsunamis, haz que tiemble la capa de LA TIERRA, levanta el fondo de los mares, lo que sea, pero no los abandones a su locura o acabarán destruyéndose a sí mismos con lo cual perderás unos pocos e insignificantes adoradores, pero ese puede ser el comienzo del final. Te estás haciendo mayor y tienes que resolver este asunto cuanto antes. En tu querida Europa, por cierto, se están matando unos a otros, por nada, supuestamente en tu nombre.
El señor se quedó pensativo, tal vez su madre tenía razón, no sería conveniente dejar a la Tierra a su libre albedrío. A pesar de que le habían dado muchos disgustos sus habitantes, le seguía pareciendo lo mejor que había creado en el UNIVERSO. Lo pensó, lo meditó y hasta lo soñó: UNA TIERRA FELIZ, sin guerras, sin hambre, sin miseria, sin enfermedades…¡alto!-pensó-ya les di eso y lo despreciaron. El tonto de Adán, se dejó embaucar por Eva y entre los dos la liaron parda…
-No seas rencoroso, hijo, ha pasado mucho tiempo y la verdad que tú no eras muy experto en manejar la Tierra, dejaste que la serpiente anidara en el árbol.
-Es verdad, tienes razón madre, ya es hora de que vuelva a tomar las riendas y me ocupe en serio de los humanos, no debería haberlos dejado a merced de la que se arrastra.
Dicho esto mandó escribir un bando pidiendo voluntarios para bajar a la tierra. Pasaron días, meses, años y no se ofrecían voluntarios. Nadie quería bajar a la tierra. La humanidad era un caso perdido según la opinión de los ángeles. Pero como en todas partes hay algún disidente, de repente cuatro novatos, más por quedar bien, que por ganas, se ofrecieron voluntarios.
Satisfecha la petición de su madre, su altísimo se dedicó de nuevo a LA DOLCE VITA, pero su engendradora estaba muy pendiente y volvió a rumorear al oído del Dios: “No los mandes desnudos, dótales de alguna habilidad para combatir la oscuridad en la que se tienen que desenvolver”.
Otra vez la voz de su conciencia-¡Vale madre!, no me atormentes más con ese asunto, para complacerte donaré alguna cualidad a estos ángeles para que intenten arreglar algo de no sé qué….
Quiero darlo por escrito, ya que los ángeles novatos pierden muy rápido la memoria al llegar a la tierra y se confunden, tan rápidamente con ellos que, hasta a mí me resulta imposible reconocerlos. A ver, que pase el primero.
Se abrió muy lentamente la puerta de la sala debido a que hacía demasiado tiempo que Dios no recibía a ningún ángel. Le parecían unos seres tan torpes que hacía mucho, pero mucho que decidió prescindir de ellos.
Apareció ante él un diminuto ser, tan diminuto, que tuvo que pedir que se lo acercaran lo más posible. Acercó su lente y se asustó-leñe, con esa cara ¿quieres bajar a poner paz a la tierra?, en cuanto bajes te van a apedrear. Tendré que arreglarlo, te doy el don de la belleza. Vete y que pase el siguiente.-
Apareció un ser algo más alto que el anterior, pero nada dotado de gracia. Su rostro mostraba los rasgos de un bello mortal, pero sus andares eran lentos y torpes. Vaya, con lo guapo que eres y no sabes caminar…a ti te daré…el don del movimiento. Ala puedes irte y que pase el tercero.
El tercero era bello, pero pequeño como el primero. – y a este que lo doy pensó- Vale ya lo tengo a t, a ti, a ti …
¡Altísimo!….tronó y temblaron las columnas del salón…Yo no me he ofrecido voluntario…Dios se tapó los oídos y GRITÓ: -Calla a ti te voy a dar el don de la voz, como el sonido de una CALA en la proximidad del mar. ¡Vete¡, que pase el último.
El cuarto…dios se tapó los tres ojos y exclamó, madre!....
Su madre acudió a la llamada del hijo, ¿qué te pasa Dios mío?-preguntó alarmada.
-Quita de mi vista este ser, no puedo mirarlo, no sé a quién se parece….
Pues si no sabes a quien se parece, le podrías dar el don de la imitación….A la primera persona que mires a la cara y te devuelva la mirada, a esa imitarás.
-Bueno, chicos, ¿estáis listos?
-Sí respondieron al tiempo.
Pues ala iros ya…
Los cuatro ángeles se encaminaron hacia la salida cuando, de repente, oyeron tronar.

-¡Un momento!, ¿tenéis sexo?..LOS ANGELES NO TIENEN SEXO…….